La importancia de hacer ejercicio físico

El camino para bajar de peso de una manera saludable es, sin duda, comer de forma adecuada y con cabeza, en COCOeating® te vamos ayudar a conseguirlo. Pero, si a la vez somos capaces de introducir otros hábitos saludables como, por ejemplo, realizar ejercicio, tendremos una herramienta más para mantener el peso que hayamos conseguido alcanzar.

En COCOeating® sabemos que, cuando queremos adelgazar, no sólo estamos hablando de bajar de peso y de vernos bien estéticamente, sino que vamos un paso más allá… nuestro objetivo es aprender a cuidar nuestra salud en general, en definitiva a sentirnos mejor.

Por eso, el primer paso es cambiar la relación que tenemos con la comida y, el siguiente, incorporar el ejercicio físico a nuestro día a día. De esta forma vamos a conseguir que nuestro corazón este más sano, nuestros huesos más fuertes y nuestro cuerpo mejor tonificado.

Cómo evitar que el ejercicio se vuelva monótono y lo abandonemos

Para que no nos cueste mucho dar este paso de empezar a hacer deporte y seamos capaces de ser constantes en el tiempo, es fundamental encontrar una actividad acorde a nuestros gustos y que nos resulte llevadera en función de nuestra capacidad física:

  • Para aquellas personas que les guste el baile y hacer ejercicio de una forma divertida mejorando también el equilibrio y la coordinación, puede ser muy interesante hacer Zumba -ritmos latinos-, Sh’bam -ritmos electrónicos- o afroaerobic -ritmos africanos adaptados al baile aeróbico europeo-.
  • Para quienes quieren optimizar el entrenamiento y quemar calorías sin realizar un esfuerzo excesivo, lo ideal es buscar una actividad que combine un entrenamiento de intensidad baja con un esfuerzo constante, lo que se conoce como LISS –Low Intensity Steady State-. Este tipo de ejercicio incluiría caminar rápido, la natación moderada, subir escaleras y hacer elíptica o  bicicleta estática.
  • Para las personas que buscan más intensidad y un alto consumo de energía tenemos actividades como el fitboxing -un entrenamiento que que aúna los ejercicios del fitness y el boxeo-, el  spinning -bicicleta estática al ritmo de la música-, el elipdoor -similar al spinning pero con elíptica- el boxeo o el running.
  • También están aquellos deportes que, además del ejercicio físico, trabajan el equilibrio, la coordinación y la disciplina junto con una profunda filosofía de base. En este grupo encontramos las artes marciales, entre las que se encuentran el Karate, el Judo, el Taekwondo o el Aikido.
  • Finalmente, para aquellas personas que necesiten actividades de baja intensidad tenemos opciones como el Pilates y el Yoga -con un gran número de variedades-, o la que mezcla las dos, el Aeroyoga. Estas actividades, aunque son de menor intensidad, trabajan específicamente el control del equilibrio cuerpo y mente.

Aunque practicar ejercicio físico es una actividad muy saludable, hay que recodar que todas las actividades encaminadas a mejorar la forma física deben de realizarse de una forma progresiva. Cada persona debe conocer cuál es su condición física y elegir el deporte o la actividad que mejor se ajuste a ella.

Debemos ser conscientes de que mantener una alimentación sana y hacer deporte forman un tándem perfecto, dado que son dos acciones complementarias para tener una vida saludable. En COCOeating® sabemos que sólo conseguiremos el objetivo de “sentirnos bien por fuera y por dentro” si ambas están presentes. Porque, al fin y al cabo, una pareja ideal es aquella en la que no se concibe el uno sin el otro.

Si quieres mejorar tu relación con la comida y vivir de forma saludable, descarga nuestra app y deja que COCO te ayude.

 

 

 

 

 

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *