“Sin conciencia, no hay cambio posible”

La verdadera clave del éxito para bajar peso es tomar conciencia de lo que realmente nos lleva a comer… sólo entendiendo esto podremos cambiar la relación con la comida. Una forma inadecuada de relacionarnos con ella puede ser el problema por el que fracasamos una y otra vez al intentar bajar de peso.

En COCOeating®, a través de nuestro test, podrás saber cuál es tu EAD-IT®,  y conocer cuales son las razones que te llevan a comer. De esta forma, entenderás por qué estás fracasando en tus intentos de perder peso.

  • Algunos alimentos de alta palatabilidad como son los ricos en azucares y grasas tienen el potencial de calmar las emociones negativas en algunas personas. Cuanto más ser repite esto y más se recurre a la comida para regular las emociones, menos estrategias de afrontamiento propias ponemos en marchas para resolver el malestar emocional y, lo que finalmente hacemos, es entrar en un circulo vicioso dificil de parar. Esta tendencia a refugiarse en la comida y a calmar el malestar con la ingesta de alimentos es el tipo de relacion con la comida que llamamos EMOCIONAL.
  • También estos alimentos de alta palatabilidad activan el circuito y los mecanismos de recompensa cerebrales, de forma similar a como lo hacen algunas drogas. Algunas personas acaban teniendo una relación con la comida verdaderamente adictiva. En ellas la comida se convierte en una fuente de placer y cada ingesta produce una satisfacción inmediata. La  relacion con la comida en este caso es la llamada relación ADICTIVA.
  • Desgraciadamente, algunas de las cosas que nos pueden ocurrir en la vida son verdaderamente terribles, y pueden hacer especial daño a nivel emocional. Son los llamados eventos traumáticos, sucesos que han podido dañarnos a lo largo de nuestra vida y que nos dejan marcados emocionalmente. Nuevamente, los alimentos palatables pueden ayudar a sobrellevar lo que ha pasado pues, al obtener placer al consumirlos, se anestesian las emociones negativas producidas por ese trauma. Esta es la llamada relación TRAUMÁTICA con la comida.
  • Otra forma en la que la comida puede convertirse en un problema, es cuando predomina la IMPULSIVIDAD. Las personas con un perfil impulsivo con la comida tienen grandes dificultades para parar el impulso por comer. Esto significa que son incapaces de no empezar a comer y tampoco pueden parar una vez que han comenzado, con una sensación de pérdida de control.
  • No podemos acabar sin mencionar la relación DESORGANIZADA con la comida. Algunas personas tienen una gran dificultad para organizarse en su día y día, y esto se refleja en la forma en la que comen. Son personas cuya organización de comidas es caótica, con dificultades para mantener unos horarios fijos, problemas para planificar lo que van a comprar y lo que van a comer, incluso pueden tener problemas a la hora de organizar la forma de cocinar.

En definitiva hay que saber qué relación tenemos con la comida para conocer el porqué de lo que comemos. Tener conciencia de ello es necesario para poder poner soluciones y no caer en dietas e intentos interminables para perder peso.

COCO te puede ayudar a conocer la relación que tienes con la comida y ofrecerte un plan personalizado para que consigas cambiarla; sólo así bajarás de peso de forma saludable y manteniendo la pérdida en el tiempo.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *