¿Qué son las transgresiones?

Una transgresión es cualquier conducta alimentaria que genera disonancia cognitiva, dicho de otra forma, todo lo que comemos que pensamos o sentimos que no debiéramos haber comido. Así pues, los alimentos antiguamente prohibidos, los picoteos, las grandes cantidades en las comidas principales o los atracones, las consideraremos dentro de las transgresiones alimentarias.

¿Cómo podemos manejar las transgresiones?

Cuando realicemos transgresiones alimentarias, es muy importante que tomemos conciencia de cuándo y cómo se producen estas ingestas, de los motivos emocionales que hay debajo e, idealmente, que tratemos de adecuar su frecuencia y hacerlas lo más saludables posible

¡No significa que podamos comer lo que queramos, sino que podemos intentar normalizar su consumo adecuándonos a las recomendaciones de la alimentación saludable!

¿Cómo identificar los factores relacionados con las transgresiones y cómo pararlas?

El primer paso es identificar las transgresiones que realizamos, para lo cual resulta de gran utilidad usar el registro alimentario que te propone COCO, ya que nos ayudará a contabilizar la frecuencia con que suceden.

Después, el segundo paso sería diferenciar si en las transgresiones existen razones nutricionales o si responden a necesidades puramente psicológicas. Es decir, si estoy picoteando a media tarde y no he realizado la comida principal, es altamente probable que la causa de la transgresión sea que no he aportado suficiente ingesta en las horas previas al picoteo. No obstante, si tras haber realizado una comida adecuada picoteo después de haber discutido con mi jefe, puede que haya una relación entre la transgresión y emociones como la rabia o el miedo. Una vez identificadas, es muy interesante detectar patrones de situaciones o emociones que suceden antes de la transgresión.

El tercer paso, sería no intentar que desaparezcan de una forma drástica sino plantear estrategias para disminuirlas de forma progresiva, tanto en frecuencia como en intensidad. Asimismo, también resulta útil disminuir el impacto en la salud y en el peso, eligiendo alimentos menos perjudiciales cuando vayamos a cometer una transgresión. Por ejemplo, si decido comer algo dulce, mejor que sea bizcocho casero que otro altamente calórico y procesado.

¿En qué consiste la aceptación según COCO?

COCO plantea que las transgresiones se deberían vivir sin sentirse culpable después, es decir, tomando conciencia de lo que sucede sin realizar una autocrítica negativa. Debemos trabajarlas desde la aceptación del momento personal y entender que son parte del proceso de cambio. 

Cuando las transgresiones hayan disminuido mucho en frecuencia y en intensidad, pasaremos a diferentes estrategias de manejo para intentar evitarlas.

Si quieres controlar las transgresiones, descarga la app COCOeating® y deja que COCO te ayude.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *