“En la preparación para una batalla siempre he aprendido que los planes son inútiles, pero también que la planificación es indispensable.”

Dwight D. Eisenhower

Nuestro ajetreado estilo de vida y las múltiples ocupaciones diarias, muchas veces, impiden que podamos planificar nuestras compras con antelación, viéndonos obligados a hacerlas de forma improvisada. Esto hace que adquiramos alimentos precocinados (ultraprocesados) o que, en los intentos de comer saludablemente, compremos una gran cantidad de verduras, hortalizas y frutas, que se nos acaban estropeando precisamente porque no planificamos bien cuando consumirlas. En conclusión, un círculo vicioso que se traduce en un derroche de salud y dinero.

Planificar nuestras compras es una tarea que puede ser complicada inicialmente, pero, si sigues todas las recomendaciones de COCO y las pones en práctica, se convertirá en una tarea sencilla y automática. Para ello debemos seguir los siguientes pasos:

  1. Lo primero es escoger un día de la semana y dedicar 10 minutos para planificar los alimentos que vamos a comer durante la semana. Lo ideal es que este día sea el previo a hacer la compra. Para poder hacer esta planificación, podemos apoyarnos en el planificador semanal COCOplanner.
  • Cuando empecemos a planificar el menú, debemos tener en cuenta la frecuencia de consumo de los alimentos, tanto diaria como semanal. Esto es algo que también encontraremos en el COCOplanner. Es muy importante cubrir todos los requerimientos nutricionales a través de las comidas, así que tenemos que planificar los ingredientes con los que vamos a elaborar las recetas.
  • Seleccionemos para nuestro menú alimentos de temporada, sus sabores son mejores y son más económicos.
  • Una vez apuntadas las comidas en el planificador, se aconseja ir a la nevera y a la despensa, para apuntar en la lista de alimentos que necesitamos, los que ya tenemos en casa.
  • Seguidamente, de acuerdo con la planificación, debemos hacer una lista de la compra con los alimentos e ingredientes que necesitamos comprar.
  • Y, por último, algo fundamental, ¡no olvidarnos de llevar la lista el día de la compra!.

Además de esta planificación previa, es muy importante controlar la forma en la que hacemos la compra. Para conocer como disminuir las tentaciones al hacer la compra, puedes revisar el post sobre tentaciones. No obstante, aquí tienes unas recomendaciones generales para seguir en el momento de comprar:

  1. Antes de salir de casa debemos comer algún alimento y beber agua, para evitar ir con hambre y sed. Ir con el estómago vacío es un riesgo, ya que pueden apetecernos alimentos o bebidas no saludables.
  • Evitemos ir acompañados al supermercado. Los niños son potenciadores de compras no saludables, influidos -a demás- por la publicidad infantil de los envases.
  • Mejor comprar, aquellos alimentos que podamos, en el mercado en vez de en las grandes superficies. Cuanta más cantidad veamos y más accesible esté, mayor probabilidad de que compremos.
  • Intentemos no dejarnos llevar por las ofertas y promociones, a menos que sea de alimentos saludables.
  • Revisemos las etiquetas de los alimentos, evitando aquellos que contengan azúcares, féculas, aceites vegetales refinados como el de palma o cualquier otro ingrediente no saludable. Es cierto que estar leyendo etiquetas nos lleva tiempo pero, una vez que las hayamos leído, en las siguientes compras no tendremos que hacerlo, pues ya sabremos qué alimentos elegir.

El planificar las comidas hará que ahorremos tiempo y dinero, porque iremos directos a los alimentos que necesitamos.

Si quieres saber más sobre la planificación y ser capaz de poner en marcha, descarga nuestra app y deja que COCO te ayude.

Deja un comentario